Entrevista en theluxonomist.es

Tienes que dedicarte a algo para lo que tengas aptitudes

Machi Martín es empresaria, emprendedora, piloto de aviones y fundadora de la compañía ‘Machi & The Jets’. Pero no solo eso. Esta barcelonesa de nacimiento también es una mujer determinada y con las ideas muy claras. Hoy tengo el placer de charlar con ella sobre su vida, su trabajo y sus metas.

The Luxonomist: Querida Machi , cuéntanos de ti, de tu infancia…
Machi Martín: Nací y crecí en un entorno muy difícil. Eso forja carácter. Soy una superviviente nata, hasta ahora mis ganas de vivir han sido más fuertes que toda la adversidad. Mis ansias de familia me llevaron a casarme y tener hijos muy joven; pero mi marido falleció de una dura enfermedad siendo mis hijos muy pequeños.

The Luxonomist: ¿Cuándo empezó tu pasión por el vuelo?
MM: Mis primeros recuerdos son en el patio de la guardería, buscando aviones en el cielo. De cualquier cosa yo hacía un avión. Yo misma extendía los brazos y corría por el pasillo de casa «despegando y aterrizando». No hay nadie en mi entorno que me inculcara la pasión por volar. No sé de dónde surgió pero ahí estaba.

«Soy una superviviente nata»

TL: ¿Cuándo comenzaste a volar?
MM: Me inicié en el vuelo a los 16 años obteniendo mis licencias, ratings, etc… cuando los de mi edad estaban terminando el colegio. Así pues, con 19 años ya estaba en USA volando. ¡Siempre he sido rápida y decidida!.

TL: ¿Qué aviones has pilotado? 
MM: ¡Sería más rápido decirte qué aviones NO he pilotado en 33 años!

TL: ¿Eres un piloto acrobático verdad? 
MM: Llegó un momento en que quise dar una vuelta de tuerca más y me apunté a un curso de «posiciones anormales del avión». Me enganchó el reto y empecé a hacer vuelos de acrobacia. Conseguí sponsors maravillosos como Toyota, Harley Davidson, Corporate Jets y Transabadell.

TL: ¿Cuál fue tu primer trabajo? 
MM: Mi primer trabajo creo que fue el mismo que el de muchos jóvenes: ¡baby sitter! Y también dando clases de inglés. Pero en firme, mi primer trabajo no tuve la suerte de que estuviera relacionado con la aviación. He sido bastante polifacética dentro de la aviación, lo mismo he volado un avión de piloto que me han cogido de azafata de vuelo en una compañía aérea. Después ya sí, pero por cuenta propia he intermediado para compañías aéreas y he hecho de broker de aviación corporativa.

«Siempre puedes tener tu pasión como hobby»

TL: ¿Tu pasión por el mundo aeronáutico ha marcado tu actividad e iniciativa profesional?
MM: En mi opinión, no tienes que dedicarte a lo que te gusta sino para lo que tienes aptitudes. De lo contrario fracasas y te frustras. Siempre puedes tener tu pasión como hobby. Toda mi vida he estado en aviación, es un entorno que conozco y en el que me manejo bien.Lo natural en mi caso es dedicarme a ello. Además me apasiona lo que hace que dé lo mejor de mí. Sumando todos estos elementos es como me encuentro desarrollando mi actividad profesional en aviación.

TL: Sé que también has sido una inversora en sectores distintos… ¿puedes hablarnos de esto? 
MM: Sí. He fundado, cofundado e invertido en empresas tanto a nivel nacional como internacional. Mi objetivo no es rentista sino de obtener salidas rápidas y uniendo la parte técnica (piloto) con la empresarial es como ha nacido «Machi & The Jets».

TL: ¿Qué nivel de impacto ha tenido la pandemia en tu trabajo? 
MM: A nivel de empresas no se ha apreciado un impacto negativo. Hay quien de limones hace limonada… En el sector de la aviación se ha abierto el camino de la aviación corporativa y pienso que va a salir reforzada.

«Soy una mercenaria de la aviación»

TL: ¿Cuándo nace “Machi & The Jets”?
MM: Surgió precisamente de la visión que tuve de hacia dónde presumía que podía derivar la aviación bajo la influencia del covid y después de él. Estaba totalmente convencida de que se iniciaba el momento de la aviación corporativa, el momento de hacerla próxima. Y parece que no estaba equivocada.

TL: ¿En concreto cuál la filosofía de la compañía y qué tipo de actividad desarrolla? 
MM: Hacer lo más accesible posible la aviación corporativa al mayor número de personas. Eso se consigue ajustando precios y creando un vehículo de fácil acceso con servicio impecable. Es un «nosotros lo hacemos por ti». Buscar la mejor opción para el cliente y hacérselo todo fácil.

TL: ¿Sigues pilotando y qué aviones ?
MM: ¡Soy una mercenaria de la aviación! Vuelo lo que me van ofreciendo y tomo las oportunidades que van surgiendo.

TL: ¿Tienes un sueño personal y profesional que tienes guardado y que nos puedes confesar?
MM: ¿Qué piloto no sueña con tener su propia compañía aérea con aviones?

«Mis hijos han sacado lo mejor de mí»

TL: ¿Siendo mujer  tus logros profesionales han sido difíciles? 
MM: Mi actividad siempre se ha desarrollado en un entorno de hombres y me siento muy a gusto. Siempre hay quien va a codazos, pero eso nos pasa a todos, hombres y mujeres. Lo importante es no perder foco.

TL: De tu experiencia, si tuvieras que dar unos consejos… ¿cuál es y han sido tus claves de éxito?
MM: Por éxito entiendo haber sobrevivido sin convertirme en una persona tóxica a tanta adversidad como me ha dado la vida. En un principio mis ganas de vivir y después mis hijos. Ellos han sacado lo mejor de mí para que yo pudiera hacer de ellos lo mejor y más bonito en mi vida. Quiero vivir la vida hasta donde se deje… ¡y un poquito más!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *